Etiquetas

sábado, 29 de octubre de 2016

Crema de calabaza y leche de coco

En casa, nos encantan las cremas de calabaza, pero esta receta es, por ahora, la más aclamada. Probad y ya me diréis porque la leche de coco le da un gusto exquisito.



Ingredientes (para seis raciones):
*100 g de agua
*100 g de vino blanco
*500 g de mejillones frescos limpios (yo lo hago con conservas)
*500 g de berberechos frescos (yo lo hago con conservas)
500 g de pulpa de calabaza en trozos grandes
*una o dos cebollas peladas y cortadas en cuartos
*50 g de aceite de oliva virgen extra
*un cuarto de cucharadita de semillas de cardamomo (opcional)
*una cucharadita de sal
*una lata de leche de coco (400 g) y reserve una cucharada para decorar
*dos cucharadas de aceite de albahaca


Preparación con thermomix:
Vertemos en el vaso el agua y el vino blanco. Introducimos el cestillo en el vaso y ponemos dentro los mejillones. Programamos 8 minutos, varoma y velocidad 2. Con la muesca de la espátula, extraemos el cestillo, retiramos los mejillones a un bol y reservamos.
Introducimos de nuevo el cestillo en el vaso ponemos los berberechos. Programamos 5 minutos, varoma y velocidad 2.  Con la muesca de la espátula, extraemos el cestillo y reservamos los berberechos junto con los mejillones.  Vertemos el líquido de cocción en una jarra y reservamos.
Este paso os lo podéis saltar tranquilamente. Podemos comprar tanto los mejillones como los berberechos al natural  y reservamos bien colado el líquido natural en el que vienen dentro de la conserva.
Ponemos en el vaso la calabaza, la cebolla, el aceite y las semillas de cardamomo. Troceamos 4 segundos, velocidad 4 y rehogamos 5 minutos, varoma y velocidad 1.
Incorporamos la sal y 450 g de líquido de cocción reservado (aquí es donde podemos añadir el líquido que hemos reservado en las latas de conserva) y programamos 15 minutos, 100 °C y velocidad cuchara. Si tenemos algún problema con el líquido lo terminamos de rellenar con agua.
Agregamos la leche de coco y trituramos un minuto a velocidad 10. Servimos la crema en platos hondos o boles junto con los berberechos y los mejillones y decoramos con un hilo de leche de coco y unas gotas de aceite de albahaca.

Preparación sin thermomix:
Como ya os he dicho en la explicación anterior podemos coger tanto los berberechos como los mejillones de latas de conserva y reservamos su líquido de la conserva y le podemos añadir un chorrito de vino blanco.
En una cazuela, con un chorrito de aceite, ponemos a rehogar la cebolla bien cortadita junto con las semillas de cardamomo y la calabaza. Lo sofreímos durante unos cinco minutos.
Incorporamos la sal y 450 g de líquido que habíamos reservado y dejamos cociendo unos 15 minutos.
Agregamos la leche de coco y trituramos en el vaso de la túrmix.
Servimos la crema en platos hondos o boles junto con los berberechos y los mejillones y decoramos con hilitos de leche de coco y unas gotas de aceite de albahaca.


lunes, 24 de octubre de 2016

Pastel de calabaza al cacao con cobertura de fresa (con y sin thermomix)

No os vais a creer que este maravilloso bizcocho está hecho con calabaza. Los niños lo devoran y lo podéis hacer sin más, sin el acompañamiento, aunque este es mejor para presentar cuando vienen invitados a casa. Muuuy suave, jugoso y esponjoso.





Ingredientes para 12 raciones y un molde de 26 cms:
*250 g de pulpa de calabaza asada (40 minutos en el horno o 10 minutos en microondas)
*250 g de azúcar
*tres huevos
*70 g de aceite de girasol
*230 g de harina de repostería
*50 g de cacao puro en polvo
*ttres sobres dobles de gaseosa
*300 g de mermelada de fresa
*tres hojas de gelatina (6 g) hidratados en agua fría durante un mínimo de 10 minutos
*30 g de fideos de chocolate  (opcional)
*fresas para decorar


Preparación en thermomix:
Precalentamos el horno a 200 °C. Forramos con papel de hornear un molde de 26 cm o lo engrasamos con spray antiadherente.
Ponemos en el vaso la calabaza asada y el azúcar y trituramos un minuto a velocidad 6.
Agregamos los huevos y el aceite, y batimos 1 minuto a velocidad 6.
Incorporamos la harina, el cacao y los tres sobres blancos de la gaseosa. Mezclamos 30 segundos a velocidad 6.
Agregamos los tres sobres de color de gaseosa y mezclamos 15 segundos a velocidad 6. Vertemos en el molde reservado.
Horneamos a 180 °C calor arriba y abajo, durante 35 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palo de brocheta, este salga limpio. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
Cortamos el bizcocho por la mitad, o en mi caso en tres partes, transversalmente. Por cierto, también corté la parte de arriba para que quedara más bonito y así, ya de paso, mis hijos se pusieron las botas. Bañamos la base con la mermelada de fresa y cubrimos la otra mitad del bizcocho.
Ponemos en el vaso 200 g de mermelada de fresa y calentamos 4 minutos, 100 °C a velocidad 3.
Agregamos la gelatina hidratada y mezclamos 10 segundos a velocidad 2. Dejamos templar dentro del vaso hasta que comience a coger cuerpo pero esté fluida. Cubrimos el bizcocho por la superficie y los laterales.
Decoramos los laterales con los fideos de chocolate y con las fresas. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.


Preparación tradicional:
Precalentamos el horno a 200 °C. Forramos con papel de hornear un molde de 26 cm o lo engrasamos con spray anti adherente.
Ponemos en un vaso triturador la calabaza asada y el azúcar y trituramos un minuto.
Agregamos los huevos y el aceite y batimos otro minuto, hasta que quede homogéneo.
Incorporamos la harina, el cacao y los tres sobres blancos de la gaseosa. Mezclamos unos segundos en velocidad bajita para que no se nos desarrolle el gluten y quede el bizcocho duro.
Agregamos los tres sobres de color de color de gaseosa y mezclamos unos segundos más. Vertemos en el molde reservado.
Horneamos a 180 °C calor arriba y abajo, durante 35 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palo de brocheta, este salga limpio. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
Cortamos el bizcocho por la mitad, o en mi caso en tres partes, transversalmente. Bañamos la base con la mermelada de fresa y cubrimos la otra mitad del bizcocho.
Ponemos a calentar 200 g de mermelada de fresa pero sin que llegue a hervir.
Agregamos la gelatina hidratada y mezclamos bien. Dejamos templar hasta que comience a coger cuerpo pero esté fluida. Cubrimos el bizcocho por la superficie y los laterales.
Decoramos los laterales con los fideos de chocolate con las fresas. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.







domingo, 23 de octubre de 2016

Tarta de leche merengada (con y sin thermomix)

Otra de esas tartas rápidas, fáciles y sencillas con las que siempre, siempre vamos a triunfar, tanto con grandes como con pequeños. La he sacado de divina cocina y he de decir que no quedaron ni los granitos de canela.



Ingredientes:
*700 ml de leche
*250 ml de nata líquida para montar (35% de materia grasa)
*150 g de azúcar
*la piel de un limón grande 
*un palo de canela
*dos sobres de preparado para cuajada 
*200 g de galletas
*60 g de mantequilla


Preparación

Con thermomix:
Ponemos en el vaso las galletas y trituramos a velocidad progresiva 7-10. Añadimos la mantequilla y programamos dos minutos en velocidad 2. Ponemos esta mezcla en un molde de 26 cm de diámetro  que previamente habremos engrasado. Lo aplastamos con el fondo de un vaso y limpiamos las paredes, para que no queden restos y luego la tarta quede más bonita. Reservaremos en la nevera.
Ponemos el resto de los ingredientes (incluida la cuajada) en el vaso y programamos dos minutos a 90 °C en velocidad 2 y giro a la izquierda. Retiramos la piel de limón y la canela.
Vertemos la mezcla sobre la base de la de galletas ayudándonos de una cuchara para que no caiga todo de golpe  y nos estropee la base de galletas.
La introduciremos en la nevera durante un mínimo de cuatro horas, mejor  si la dejamos de un día para otro, ya que como más rica esta es bien fresquita. Espolvoreamos con canela molida.



Sin thermomix:
Trituramos las galletas en la batidora o con un rodillo hasta que queden reducidas a harina. Las mezclamos con la mantequilla derretida (la derretiremos de 30 en 30 segundos en el microondas) hasta formar una pasta. La ponemos en el molde  desmontable previamente engrasado y aplastamos con el vaso, como en la preparación anterior, limpiando bien las paredes para que quede más bonita. Reservaremos en la nevera mientras continuamos con la receta.
Ponemos al fuego la leche con la nata, el azúcar, el palo de canela y el limón. Tiene que estar a fuego muy lento para que no se nos agarre. Cuando ya esté caliente, sacamos un par de cazos de leche y disolvemos la cuajada hasta que no queden grumos. Volvemos a poner al fuego cuando vemos que va a romper a hervir y lo retiramos. Sacamos la canela y el limón.
Ponemos la mezcla sobre la base de galletas con mucho cuidado y ayudándonos con una cuchara para que no se nos estropee la base de galletas y dejamos enfriar  en la nevera un mínimo de cuatro horas, aunque mejor toda la noche.
Servimos bien fría y espolvoreada con canela molida.
¡Buen provecho!


Quizás también te interese ver:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...