Etiquetas

martes, 3 de septiembre de 2013

Tortilla de patatas rápida

   Famosa en el mundo entero. Sencilla y a la vez complicada. Yo me considero tortillera profesional (a ver esa risilla que me refiero a que me encanta la tortilla) y todavía no entiendo cómo te puedes comer una tortilla que hace que despegues los pies del suelo y otra que te haga odiarla.



Os podría contar millones de cosas de la tortilla de patata pero, desde mi experiencia, creo que la más rica es en la que pochas las patatas a fuego lento muuuuucho tiempo. Pero, lamentablemente, nunca tengo todo ese tiempo. Así, que he hecho un mix con la de mi madre que es totalmente al microondas (simplemente hacer las patatas al microondas, las mezcla con los huevos y a la sartén) pero pierde ese maravilloso sabor del fuego. Así, que aquí tenéis mi tortilla rápida y fácil de patatas.

INGREDIENTES:

Para la tortilla:
* 4 patatas hermosas
* Sal 
* Aceite de oliva a porrón
* 6 huevos
* Un chorro de leche o nata

Para el acompañamiento:
* Una buena ensalada de tomate
* Un buen jamón serrano (esta va por tí, Superjamón)



PREPARACIÓN:

Para la tortilla:

Pues lo dicho, se pelan, se lavan y se cortan en rodajas finas las patatas. Las disponemos en un recipiente apto para microondas y les añadimos como dos cucharadas de aceite y sal (mi madre la hace así, directamente al microondas y además de ser rápida, como véis, no gasta nada de aceite con lo cual está de maravilla para cuando te pones a régimen). Revolvemos con las manos para que el aceite impregne todas las patatas y lo metemos 10 min a máxima potencia al microondas, sacándolas a mitad de cocción y dándoles una vuelta (mi madre, las volvería a meter, ahora, otros 10 min al microondas y luego, las juntaría con el huevo y a la satén; tortilla lista, rápida y limpia en cero coma)



Pero yo, las saco y las echo, ahora sí, a la sartén y las frío en abundante aceite para que coja ese sabor a fuego y a frito, pero con las patatas ya pochadas (lo cual ahorra tiempo). Tardo solo otros 5 min aproximadamente.

En un bol, mezclo los huevos con la sal y el chorro de leche o nata. Los bato aunque no demasiado y añado las patatas ya pochadas y fritas.


El resto, ya os la sabéis. Quitamos todo el aceite de la sartén (si es antiadherente) y vertemos la mezcla de patatas y huevos. Dejamos cuajar (esto también es a vuestro gusto porque a mí me encanta poco hecha) y le damos la vuelta con ayuda de un plato o un giratortilla ¡Lista!


Y no puedo resistirme a, cada vez que la hago, a servirla con una buena ensalada de tomate y un buen plato de jamón.


¡Está riquísima!











3 comentarios:

  1. Desde luego que te quedó estupenda.
    Estoy contigo, cuanto más leeeentamente se cocine más rico sabe todo.
    A mí me encanta la tortilla de patatas pero no la hago nunca ¿por qué? pues porque a mi marido no le gusta :-(
    y para mí sola pues como que me da pereza hacerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo!!! A mí me pasa lo mismo con el conejo, es que no lo soporta y tengo que esperar a que un día se vaya para hacerlo! Vivan las mujeres!!! El día que los hombres sepan lo que tienen a su lado!!! Ja, ja, ja!!! :P

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

Quizás también te interese ver:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...